Lugares Turísticos » Europa » Mi viaje a Viena

Mi viaje a Viena

Mi viaje a Viena estuvo lleno de sorpresas desde el primer momento. La verdad es que esperaba encontrar una ciudad bonita e interesante, pero me encontré con una maravilla que escondía tesoros en todos y cada uno de sus rincones.

La semana que pasé en ella incluso me pareció insuficiente, pues para verlo todo creo que me habría hecho
falta mucho más, sobre todo porque hay lugares que merece la pena visitar más de una vez.

Por ejemplo, el Palacio Imperial de Hofburg es impresionante, sus salones en los que se respira un ambiente imperial y el museo de Sisí, me transportaron a otra época y era como estar en una película.

Otro de los lugares en los que podía haberme pasado más horas, es el Wiener Prater, que un parque público enorme en el que no solo se puede pasear, sino que también te pasar horas mirando el paisaje que crea el Danubio a su entrada en la ciudad y en el mismo parque hay un parque de atracciones en el que pasar un muy buen rato.

La Catedral de San Esteban es otro lugar que me dejó impresionada desde el momento en que la ves desde fuera y encuentras en su fachada las gárgolas impresionantes. Además el sitio en el que está situada la
catedral, que es el centro histórico de la ciudad, es un recorrido maravilloso entre calles que recorren todo el centro, y la verdad es que no me extraña que esta parte antigua de Viena haya sido reconocida como uno de los patrimonios de la humanidad.

No pude ir a la Ópera de Viena, porque hay que sacar las entradas con muchísima antelación, pero la visita guiada que pude hacer, también me dejó asombrada por la belleza del edificio tanto por dentro como por fuera, y además en las calles de alrededor había siempre músicos y estatuas de los grandes artistas de la música.

Lo cierto es que Viena es impresionante y elegante, y desde luego tengo la intención de volver pronto, me
lo pasé en grande y espero que los que vayáis a Viena tengáis las mismas sensaciones que me he traído yo.

Deja un comentario